Todo sobre la Depresión y los Trastornos Depresivos:

ıllı Depresión Infantil

salud  Depresion Infantil 


A menudo se presentan casos de pequeños con una minoración del desempeño escolar, un cambio notable en su forma de portarse o bien síntomas físicos inespecíficos. En estas situaciones, nos podemos localizar frente a un pequeño deprimido.

Los estudios prueban que entre un dos por ciento y un dos,5 por ciento de los pequeños en edad escolar están deprimidos. Esta enfermedad es menos usual en la edad preescolar.


Sin embargo, el número de adolescentes perjudicados por depresión es mayor, estimándose cifras de entre un cinco por ciento y un ocho por ciento.

 

Síntomas de la depresion infantil

El pequeño halla más contrariedades que el adulto en el momento de comunicarse y expresar sus sentimientos. Por tal razón, en la edad preescolar la depresión se manifiesta a través de irritabilidad, fatiga, cefaleas y un bajo tono general. El pequeño llora habitualmente, deja de interesarse por las cosas y muestra una falta de implicación en las relaciones con sus familiares y amigos. Acostumbra a ser frecuente que los progenitores y profesores perciban que el pequeño ya no es el que era, que se halla extraño. Esta percepción debe tenerse en cuenta lo antes posible para intervenir en consecuencia. Evitaremos sufrimiento al pequeño y va a mejorar su pronóstico.

En la etapa escolar, aparecen síntomas como la tristeza, los sentimientos de culpa, la baja autoestima, la anorexia, la irritabilidad, la abulia, la complejidad para gozar con las cosas y las perturbaciones del sueño. Estos síntomas acostumbran a llevar al pequeño a no apreciar participar en juegos colectivos y rechazar la comunicación con las personas, lo que produce un cierto aislamiento que, por su parte, le complicará poco a poco más la salida de esa situación.

Los trastornos del sueño, la ansiedad, la abulia y, sobre todo, la carencia de concentración, conducen al descenso del desempeño escolar, en mayor o bien en menor medida. Es esencial que, tanto progenitores como profesores, identifiquen el motivo por el que se está generando este bajo desempeño o bien descalabro escolar.

¿De qué manera se diagnostica una depresion infantil?

Por lo general, el especialista diagnosticará una depresion infantil cuando los convocados síntomas se dan con una intensidad moderada y con una duración de, cuando menos, un par de semanas. Los síntomas acostumbran a resurgir, lo que confirma el diagnóstico conforme los criterios internacionales.

Cuando los síntomas se observan con una leve intensidad, mas una larga trayectoria (más de un año), nos hallamos frente al llamado trastorno distímico, que es menos grave mas más crónico que la depresión. A veces, el trastorno distímico puede terminar en una depresión.

Para efectuar un diagnóstico conveniente, es esencial conocer tanto la historia del pequeño como su estado actual. Es esencial llenar la información que nos da el propio pequeño, con la proviniente de sus progenitores y profesores, para contar con más puntos de vista. Es necesario conocer si ha habido síntomas de alegría, cambios bruscos del humor, hiperactividad y otros signos, que nos pudiesen hacer meditar en un trastorno bipolar.

Como es natural, el diagnóstico precoz es esencial, para tratar la enfermedad y prevenir consecuencias futuras.

¿Cuáles son las causas de la depresion infantil?

Como ocurre con otras enfermedades mentales, semeja haber una predisposición genética que, en determinadas personas, provoca gran vulnerabilidad a sufrir esta enfermedad. Asimismo es determinante el ambiente familiar, social y escolar. Sabemos que se deprimen más a menudo los pequeños de familias desestructuradas, con progenitores que padecen agobio o bien depresión y, como es lógico, los pequeños que son maltratados.

Algunos estudios prueban que se deprimen más los pequeños que las pequeñas, si bien esta tendencia se invierte a lo largo de la adolescencia. El descalabro escolar no sabemos si es una causa de la depresión, una consecuencia de exactamente la misma o bien las dos cosas al unísono. Las investigaciones asimismo apuntan factores precipitantes de la depresión infantil, como la excesiva demanda y la competitividad, el ambiente hostil, la presión sicológica y cualquier acontencimiento vital que tenga una influencia negativa sobre el pequeño.

El Instituto Nacional para la Salud Mental de Norteamérica (NIMH) apunta que los pequeños que padecen depresión acostumbran a tener antecedentes familiares (en el que el padre o bien la madre pudieron probar una depresión en su niñez). Asimismo se da esta situación en los adolescentes, si bien con una menor frecuencia. Además, el NIMH señala los próximos factores de peligro en las depresiones infantil y juvenil:

• Estrés

• Consumo de tabaco

• Muerte de uno de los progenitores o bien de un ser querido

• Rotura de una relación sentimental

• Trastornos de la atención, la conducta o el aprendizaje

• Enfermedades crónicas (diabetes, etcétera)

• Pequeños abusados o bien maltratados

• Otros traumas (incluyendo los desastres naturales)


Está aquí: Inicio > [ DEPRESION ] > ıllı Depresión Infantil

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas